Tres poemas de Beatriz Pérez Pereda

Tres poemas de Beatriz Pérez Pereda

julio 13, 2022 Poesía

Beatriz Pérez Pereda ha sido galardonada con el Premio Municipal de Poesía Óscar Oliva 2022, y nos unimos al festejo publicando tres poemas que pertenecen al libro con el que ganó dicho premio: «Crónicas hacia Plutón».


Ahora deciden que Plutón no es un planeta
que el cuerpo que vi por primera vez bajo insomnios constelados
ha perdido el centro de mi universo
de mi fábula única y fantástica
para ser una roca más en esta realidad de piedras

Las medidas ya no encajan
los ejes y órbitas se contradicen
y mi pequeño hijo no tiene la estatura
las coordenadas correctas
en un mapa inacabado

Pero cómo explicarle que ha perdido su estatus
de último vástago de una estrella arrogante y moribunda
Cómo le diré
cuando llegue a casa
que soy un mensajero sin presentes

Cómo decirle
cuando nos encontremos
que juntos tendremos que buscar un nuevo hogar
en esta vieja mancha plateada

De todos los planetas
Júpiter es el más intimidante
el Zeus del sistema solar
señor del cielo y los sueños
globo de hidrógeno y helio
¿Quién podría comprender una realidad así?

John, el tifón más longevo de la Tierra
azotó el Pacífico treinta y un días
un mes de miedo y el mundo doblado por los vientos
En Júpiter una tormenta de 350 años
inagotable, incansable, caníbal
devora otras tormentas
16,000 kilómetros de crueldad anticiclónica
lunar en el vientre del planeta:
la Gran Mancha Roja
donde cabrían dos Tierras sin limar sus bordes

Cuando el verano de su inmensidad lo entristece
Júpiter llueve diamantes de pureza y brillo exquisito
y en su afán de dios del Olimpo
defensor de los débiles
atrae hacia sí a los asteroides
que amenazan la familiar tranquilidad del sistema

¿Quién podría entender a Júpiter?
Ballena rojiza y gigante en el mar solar

En casa es junio
y todo debe ser sobre las lluvias de verano
Escuchar
el agua contra la tierra
Ver
la realidad que se moja y se detiene
dispersa acuarela sujeta entre las nubes

Estar detrás de una ventana
atestiguar el bautizo que nos salva del calor
y del aburrimiento

En casa debe ser verano
lo sé por la órbita que sigo y la posición del Sol
porque aún a esta distancia
es el faro de todos mis movimientos

Lo sé porque el Sol es mi primera memoria
la más íntima
la que la piel jamás olvida

Aquí dentro no hay sonidos de lluvia
y el verano se reduce
al recuerdo de la luz dorada del solsticio
con tu mano en mi mano
y el rumor del mar en algún punto

En la Tierra es junio y verano
y en este vecindario solar
la lluvia es el signo de la estación
lo sé porque en casa cae agua
metano en Marte
y ahora que dejo atrás a Saturno
miro su inaudita lluvia de diamantes
brillante y solitaria
sin ventanas que atestigüen su realidad y belleza

Acerca de la autora:

Beatriz Pérez Pereda, Villahermosa, Tabasco, 1983. Poeta, ha recibido los siguientes reconocimientos: Premio Nacional de Poesía Carmen Alardín 2022, Premio de Poesía Óscar Oliva 2022, Premio Dolores Castro de Poesía 2021; Premio Nacional de Poesía Amado Nervo en 2015, entre otros. Becaria del PECDA Tabasco 2021. Algunos de sus libros publicados son: Habitación en sombras, IMAC 2021; Teoría sobre las aves, Libros Invisibles-CECAN 2018; Un hermoso animal es la tristeza, Laberinto Ediciones-UJAT 2016. Recientemente aparece en las antologías Estrategia del poema, 72 autorxs hispanoamericanxs y en Nueva York Poetry Review, No. julio-diciembre 2020. Realiza entrevistas a escritores para el suplemento cultural La Gualdra de La Jornada Zacatecas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X